Email:
Contraseña:
Recordarme Registrarme
Existen varias teorías sobre el origen del whisky; sin embargo, nadie puede afirmar con exactitud cuando, como y donde comenzó su elaboración. Se sabe que el origen del whisky escocés es de 1000 años de antigüedad, aproximadamente, y que fue destilado, primero, por los monjes cristianos en la costa oeste de Escocia.

Whisky, la palabra, proviene del gaélico escocés uisge beata (agua de vida) que se pronuncia como “ushkeybah”; progresivamente, el agua de vida se fue transformando en whisky. Esta bebida se elabora a partir de ciertos granos como la cebada, el trigo el maíz u otros, según el tipo de whisky que se desee elaborar.

Para elaborar el whisky deben remojarse los granos, estos serán germinados (Posteriormente se convertirán en malta), luego se secan y tuestan utilizando la turba, después se trituran y pulverizan, el polvo obtenido se mezcla con agua para convertirlo en mosto, este se fermenta enfriándolo añadiéndole levadura. El mosto fermentado se destila dos veces hasta obtener su parte más pura, la cual contiene alrededor de 65% de alcohol. El aguardiente incoloro se vierte en barricas de roble donde adquirirá características de maduración.

 Los tipos de whisky se clasifican de acuerdo a sus ingredientes, país de origen y tiempo de añejamiento.
Escocés: la mayoría son elaborados a partir de la mezcla de varios whisky de malta y de grano.

Americano o Bourbon: se elabora con un 50% de maíz y el resto de distintos tipos de cereales.

Canadiense: elaborado a partir de maíz.

Irlandés: elaborado de forma similar al escocés, pero sin el característico sabor a humo que le otorga la tuba.

Japonés: obtenido de la mezcla de granos, puede contener granos de arroz.

CLASIFICACIÓN POR ELABORACIÓN:
Single Malts: elaborado 100% con granos de cebada que han germinado por los efectos del agua y producto de una sola destilería.

Single Grain: hecho básicamente por granos de trigo y un bajo porcentaje de granos de cebada.

Blend: se elabora a partir de la mezcla de diferentes clases de Whiskies de Malta y grano.

CLASIFICACIÓN DE ACUERDO AL AÑEJAMIENTO Y CARACTERISTICAS GENERALES:
Por ley, un whisky debe tener por lo menos 3 años de añejamiento.

Graduación alcohólica: entre 40 y 46% Alc. Vol.

Secundario: de 3 a 4 años de añejamiento, color ámbar claro, carácter ligero con gusto fresco y floral.

Estándar: de 5 a 8 años de añejamiento, color ámbar dorado, sabor joven y vibrante con notas a fruta fresca, vainilla y tierra ahumada.

Deluxe o Premium: de 12 años de añejamiento, color dorado, sabores complejos y equilibrados con notas de manzana, pera y delicado roble.

Súper Deluxe: más de 12 años de añejamiento, color dorado intenso, sabores maduros con nota de fruta fresca como manzana, pera, un poco de vainilla, miel, canela, roble y especias de calidad incomparable.

En La Europea contamos con 186 etiquetas de whisky de todas las variedades.






EVITA EL EXCESO Precios sujetos a cambio sin previo aviso